Primeros síntomas y causas de la Hipotermia

Definición de la Hipotermia

La hipotermia se define como el descenso de la temperatura central del cuerpo. En los humanos, la temperatura normal varía entre 36°C y 37.5°C dependiendo del individuo y durante el día. Cuando la temperatura es inferior a 35°C, se denomina hipotermia. La hipotermia es secundaria a la exposición prolongada del cuerpo al frío.

En respuesta a esta exposición, el cuerpo aumentará su producción de calor a través de escalofríos y dará prioridad al suministro de sangre a los órganos más importantes. Cabe señalar que, contrariamente a la creencia popular, el consumo de alcohol no se calienta, pero reduce la capacidad de adaptación a la hipotermia.

Síntomas de la Hipotermia

Los síntomas de la hipotermia son los siguientes:

  • una disminución de la temperatura corporal;
  • piel fría;
  • escalofríos;
  • congelación en las extremidades;
  • una baja en la presión arterial;
  • disminución de la frecuencia cardíaca;
  • respiración lenta;
  • estado de coma avanzado;
  • o incluso un paro cardíaco.

Diagnóstico de la Hipotermia

El diagnóstico de la hipotermia se basa en la medición de la temperatura corporal mediante un termómetro graduado a partir de 28°C.

Hipotermia

Hipotermia

Tratamiento de la Hipotermia

En la hipotermia, el sujeto debe ser calentado con una manta isotérmica de supervivencia y colocado en un lugar cálido. Las mantas y colchones calefactados se pueden utilizar con cuidado.

En los casos más avanzados, el tratamiento de reanimación con la introducción de la asistencia circulatoria permite la recepción de los enlaces de tráfico. El calentamiento debe ser gradual debido a posibles complicaciones graves en caso de fluctuaciones repentinas de temperatura, como trastornos del ritmo cardíaco.

Prevención de la Hipotermia

Para prevenir la hipotermia, es esencial cubrirse bien en caso de exposición a bajas temperaturas.