La importancia de la gestión de personal

En todo negocio se debe tener presente que su éxito o fracaso depende en gran medida y en un gran porcentaje de las personas que hacen vida en él; al respecto cabe destacar que el negocio es un sistema viviente formado por personas que forman una parte importante y medular del propio negocio.

Por lo tanto en este artículo hablaremos de administrar una empresa o negocio como un sistema viviente, formado por individuos, que influyen negativa o positivamente en el éxito o fracaso del mismo, revistiendo vital importancia la persona que dirige la gestión de talento humano y si quieres saber sobre más artículos sobre el mundo de los negocios y empresas no dudes visitar la página mundopymes.

La eficiencia y eficacia en la gestión de personal

Al hablar de eficiencia y eficacia y su relación con la gestión de personal, cabe destacar que las políticas y prácticas de la ““Gestión de Personal””, tienden a marcar significativamente el nivel de eficiencia y eficacia de todo negocio, influenciando marcadamente con sus políticas y directrices el  comportamiento y aptitud de cada individuo que hace vida en la misma, lo cual depende en gran medida de la persona responsable de girar tales directrices.

La responsabilidad gerencial

Llámese director o gerente; a este individuo le corresponde asumir la respectiva responsabilidad del negocio, en lo que a personal se refiere, propiciando una visión compartida y un objetivo común que beneficie a la organización y al propio individuo que hace vida en la organización o negocio, sin dejar de lado su responsabilidad. Le estamos pidiendo o exigiendo-  el caso- que asuma, esto es, que haga suya una situación o una acción. “Que ocupe nuestro lugar para lo que haga falta incluyendo tanto el responder a las eventuales reclamaciones como el entender nuestro punto de vista.” (Cruz, 1999, p.15).

El gerente de la gestión de talento humano

Corresponde al Gerente de la gestión de talento humano, la responsabilidad de planear, organizar y desarrollar todo lo concerniente al desarrollo de las personas que hacen vida en la organización o negocio, para lo cual debe propiciar un ambiente de trabajo armonioso, positivo y favorable.

Al faltar el gerente a este propósito ““no está siendo responsable, con los trabajadores, que hacen vida en la organización””. En este sentido Honas(1995), señala que “El hecho de que solo el hombre debe tener responsabilidad significa a la vez que tiene que tenerla por otros iguales a él” (p.88).

La gestión de personal

La gestión de personal en sí, es el producto de un proceso evolutivo interdisciplinario sostenido, en cual entre otras ramas del saber intervienen otras disciplinas, tales como: el “Derecho Laboral, la Psicología y la Administración. Este proceso administrativo contempla desde el reclutamiento de personal hasta el establecimiento de políticas y prácticas organizacionales.

El hacerse cargo

La gestión de personal desde la perspectiva ética y política del hacerse cargo, entendida como la asunción y el ejercicio de responsabilidades, involucra el cuidado y la atención en la toma de decisiones como expresión de una práctica administrativa y gerencial responsable, transparente y honesta, en función de políticas orientadas a la eficiencia, eficacia y efectividad del negocio.