Consejos para eliminar el acné

Las recomendaciones incluyen una serie de directrices para acompañar a los pacientes y garantizar el cumplimiento, pero también para evitar accidentes, especialmente cuando se toma isotretinoína. Las principales recomendaciones son las siguientes:

ADAPTAR EL TRATAMIENTO A LAS PREFERENCIAS DEL PACIENTE

Además del grado de gravedad, el tratamiento debe adaptarse a las preferencias del paciente. De hecho, en la medida en que ningún tratamiento del acné es eficaz de inmediato, es necesario garantizar que el paciente se adhiera a su tratamiento. Para ello, deben tenerse en cuenta las preferencias del paciente en cuanto a la textura del fármaco para los tratamientos de aplicación local y el perfil de eficacia y tolerancia para los tratamientos orales.

PRECAUCIONES QUE DEBEN TOMARSE CON LA ISOTRETINOÍNA ORAL

Depresión: Los adolescentes son particularmente vulnerables a la depresión y el riesgo es mayor en aquellos con acné. Los expertos recomiendan que cualquier consultor adolescente del acné debe ser examinado para la depresión con los medios apropiados y que una consulta del especialista sea solicitada si es necesario. Se debe prestar especial atención al riesgo de suicidio entre algunos adolescentes.

Aunque estos riesgos no se han demostrado en la población general con isotretinoína, se han reportado casos excepcionales. El médico debe ponerse en contacto con el paciente antes de comenzar el tratamiento y preguntar sobre sus antecedentes personales o familiares.

En caso de riesgo, es necesario un seguimiento minucioso, especialmente al inicio del tratamiento.
Embarazo: El uso de isotretinoína está estrictamente prohibido en mujeres embarazadas. En caso de tratamiento en una mujer en edad fértil, es imperativo asegurarse de que no se produzca o comience un embarazo durante este tratamiento. Una prueba de embarazo debe realizarse antes de cada prescripción y renovarse cada mes durante el tratamiento y 5 semanas después de la finalización del mismo.

USO DE ANTIBIÓTICOS

Al igual que en el caso de las enfermedades infecciosas, es aconsejable limitar el uso de antibióticos para tratar el acné en situaciones en las que son realmente necesarios, con el fin de limitar la aparición de cepas resistentes.

PÍLDORAS ANTICONCEPTIVAS

Finalmente, mientras que algunas píldoras anticonceptivas pueden tener un efecto positivo sobre el acné, una mujer que no necesita anticonceptivos no puede ser recetada un anticonceptivo. La elección del tipo de anticoncepción debe ser una decisión compartida entre el ginecólogo y la mujer, teniendo en cuenta sus preferencias y diferentes riesgos, incluyendo el aumento del riesgo de enfermedad tromboembólica venosa para las píldoras de tercera o cuarta generación.

Los medicamentos antiacné Diane 35 y sus genéricos (también con propiedades anticonceptivas) sólo pueden ser considerados como un último recurso si el acné persiste a pesar de un tratamiento dermatológico bien realizado, en consulta con el paciente y un ginecólogo, y teniendo en cuenta las características de la mujer, en particular el riesgo tromboembólico.